Saltar al contenido

Origen del Yorkshire terrier

origen de la raza Yorsay

Es también conocido como yorkie, el origen del Yorkshire Terrier se sitúa en condados históricos del norte de Inglaterra, como Lancashire y Yorkshire. 

Es una raza de estatura pequeña con rasgos tiernos y un pelaje largo que va de colores cenizas a dorados cobrizos. Una mascota clasificada dentro de la categoría toy, inteligente, juguetón con buen carácter y que busca siempre el cariño de su dueño. Aquí te ofrecemos información relevante del origen del Yorkshire Terrier y otros datos sobre este adorable perro.

Características generales

Cada raza de perro tiene sus particularidades apreciables según los gustos de cada persona. El yorkshire Terrier es una mascota pequeña con ánimos de guardián que se adapta a cualquier espacio y con unas características conductuales excelentes. Es una de las razas más buscadas en España. 

El Yorkshire Terrier está considerado como un perro de compañía ideal para exhibiciones. Tiene un carácter independiente y audaz, algo que ha heredado a partir de su mezcla que empieza con perros de pastoreo en el Reino Unido. Esto lo convierte en un perro con aptitudes de caza, protector y excelente guardián en casa.

Tener un perro con estas características es ideal si consideras comprar una mascota con alto estándar de calidad de raza. Otro aspecto a considerar es que en la historia del Yorkshire Terrier es su capacidad para adaptarse al ritmo de vida de sus dueños.

A pesar de su tamaño, tiene un peso promedio de 3,2 kg y una expectativa de vida óptima de entre 12 y 15 años de edad, lo cual termina siendo muy ventajoso siempre y cuando se ofrezcan las atenciones necesarias en relación a su raza, así como una alimentación equilibrada. 

historia del yorkshire terrier

Toda la Historia del Yorkshire terrier

El origen del yorkshire terrier tiene una historia que en algunos puntos aún es desconocida. La verdad es que no abunda en Internet mucha información sobre los inicios de esta raza. Existen algunos registros indican que el Yorkshire Terrier nació en Inglaterra, concretamente en la región de Yorkshire a mediados de 1865

Fue una época marcada por la era victoriana con grandes cambios políticos y sociales que conllevaron a muchas migraciones al interior del país.

Estas movilizaciones de obreros de la Hilandera de Glasgow, artesanos  principalmente que se vieron obligados a desplazarse al Condado de York por la falta de empleo, originó el desplazamiento de sus mascotas. Perros que en algunos casos eran prohibidos dado la dinámica social que sólo permitía a las personas adineradas tener mascotas de gran porte.

Cabe destacar que los perros de esa época eran usados sólo para cazar, y no eran concebidos como animales de compañía. Hay que destacar que gracias a su determinado gen cazador, estas razas conseguían contribuir con animales pequeños a la mesa de sus dueños. 

Las razas que después de cruces desordenados dan origen al Yorkshire Terrier eran ancestrales. De hecho, muchas de ellas son extintas. Entre estas se puede destacar al Waterside Terrier, Broken-Coated, Skye Terrier, Bichón Maltés, Clydesdale Terrier, Scotch terrier y Cairn Terrier.

Esta época estuvo marcada por la industrialización formal y cambios en el sistema productivo que provocó cambios en Escocia y en las razas de perros que los acompañaban. 

Como consecuencia de estos cruces de Terrier originarios de otras regiones de las Islas Británicas, surgió una nueva raza de tamaño pequeño y pelaje áspero. Los yorkshire fueron reconocidos por tener un carácter determinado y enérgico, preparados para cazar  de ratas y animales pequeños, incluidos conejos y zorros.

el pasado del yorkshire terrier

Razas en el cruce Yorkshire Terrier 

El cruce de esta raza de perros tiene historia atrás. Los pilares del origen del Yorkshire Terrier se definen comúnmente dentro de la mezcla de terrier escocés e inglés. La raza se perfecciono con el cruce de 3 perros diferentes para su creación que llevaron por nombre: Old Carb, Whittam y Kitty. 

Algunos documentos indican que también fue utilizado el Bichón Maltés en el cruce, lo que explica su suave pelaje.

  • Terrier Escocés: son provenientes de Escocia, de tamaño pequeño con tendencia al adiestramiento, ágiles, fieles y con aptitudes protectoras marcadas hacia sus dueños. Su pelaje es áspero, grueso y se extiende sobre su lomo hasta sus patas. Suelen ser negros y con un hocico largo y poblado de pelaje. Los adultos miden entre 25 y 28 cm y pesan de 8,5 a 10,5 kilos.
  • Terrier inglés blanco: fue una raza de perro pequeño, de pelaje corto con característica de cazador que se creó del cruce selectivo de perros blancos con zorros. Fueron muy populares en Reino Unido a finales del año 1860, momento en el que los criadores experimentaron otros cruces, lo que dio como resultado los Fox Terrier y Boston Terrier. 

Debido a problemas de salud de la raza, no se realizaron más cruces, lo que terminó con la extinción de este espléndido ejemplar canino.

¿Cómo se originó esta raza? 

A mediados del siglo XIX, con la llegada de las exhibiciones caninas a territorio inglés, los dueños de los perros fueron incorporando a sus ejemplares criados mayoritariamente en granjas. 

El proceso de llegar a la raza Yorkshire Terrier fue lento. Llevó varios años y cruces definir oficialmente a la raza, aparte de la amplitud de mezclas que los antecedían y la preconcepción de las tareas de animal. Estos 2 elementos fueron determinantes para el origen y el posterior cambio de propósito de crianza de esta raza: de cazadores de animales pequeños a mascotas o perros de compañía.

A partir de los cruces llevados a cabo por los propietarios de perros descendientes de los mestizos Terrier, la raza Yorkshire fue ocupando, definiendo y perfilando una fama en aquella época de perro de compañía y altos estándares de elegancia. Sus atributos físicos llamaban la atención de las personas adineradas quienes iniciaron la popularidad de este animal.

Aspectos característicos como el pelaje, el tamaño y sus dotes de perro guardián que le hacían tener una inclinación marcada al adiestramiento. Son los rasgos más deseados en esa época donde la raza no contaba aún con nombre propio. Situación que permite la selección de los individuos con rasgos más particulares y llamativos con el fin de estabilizar los caracteres fenotípicos de la nueva raza.

En adelante, se realizaron exhibiciones que mostraron los resultados de esos cruces. En 1859 se produjo primera exposición canina de Kennel, específicamente en Newcastle. Existen registros de un ejemplar de características muy similares a las del nuevo tipo de perros que se perfilaban de nombre Broken Haired Scotch Terrier

En 1861 existe registro de otro ejemplar que gana el segundo lugar en una exposición en la que se oficializa una clase reservada al Scotch Terrier.

el yorkshire y el cruce de razas

Definición de la raza 

Después de estos sucesos, la demanda de esta variante del Terrier se vio en aumento. Los criadores de la raza a forzaron con mayor determinación la definición de ciertas características del animal, llamada al principio Broken Haired Terrier (o su traducción al español cabello quebrado).

Para 1862 se registran oficialmente los criadores de esta nueva raza de perros, incluso de características diferentes. Como resultado, después de 3 años de ese proceso nace el perro considerado como el padre de la raza Yorkshire Terrier

El dueño de este ejemplar era un criador afanado que consiguió las características más estilizadas y refinadas. Este obtuvo un perro de menor tamaño, con un pelaje brillante y sedoso, de colores llamativos que obtuvo 74 premios de diferentes competiciones.

El año 1866 fue definitivo, dado que es de manera oficial reconocida como raza por el Kennel Club. Esta organización también se encargaba de la realización de festivales, pedigree, acreditación y exhibiciones de más de una raza de perro.

Por otro lado, sobre la fama de su padre, los descendientes de este primer Yorkshire Terrier se labran una larga ruta de premios mejorando de forma natural el aspecto y las definiciones una generación tras otra. 

Como consecuencia, la definición preliminar del Yorkshire Terrier era la de un perro de entre 7 u 8 kg, un pelaje tipo manto de color azul y largo que se distribuía de lado a lado con tonos dorados en la barba, bigotes y orejas y algo menos acentuado en su cabeza.

De esta manera, los perros cazadores se convirtieron en mascotas leales y protectoras. Fue así como Gran Bretaña definió de forma unánime el estándar del Yorkshire terrier oficializada en 1870.

el yorkshire terrier es clasificado por el kennel club en 1874

Expansión por el mundo 

Aunque el origen del yorkshire terrier fue inglaterra, no tardo en ser clasificado por el Kennel Club el 1874 en su primer libro de orígenes donde es incluido. A partir de ese momento se propicia la internacionalización de la raza. 

En 1881 se introduce en Estados Unidos, lo que hace la llegada del ejemplar un hecho importante que empieza a repercutir en América gracias a su efectivo control de ratas y por ser un adorable perro de compañía. Ese fue el salto cualitativo de la raza, que a partir de su popularidad empezó a distribuirse por otros países del continente americano, con algunas exportaciones a regiones de Europa.

Por si fuera poco, el éxito de esta raza se acompaña posteriormente con la definición casi total del peso, el tamaño y las características fenotípicas heredadas del nieto del primer Broken Haired Terrier, el pionero de la raza actual. 

Con el nacimiento del perro Champion Ted en 1883 con un peso de 2.25 k, un Yorkshire Terrier de extraordinarias características que le otorgaron 300 premios y reconocimientos. Su dueña, Mrs. Foster fue una promotora entusiasta de la raza y la primera mujer en ser invitada como jueza a una exhibición canina.

Tan solo doce años bastaron al Yorkshire Terrier para convertirse en un perro mundialmente famoso y anhelado, no solo como compañero en el hogar. También era concebido como accesorio de moda de las mujeres acaudaladas en el Londres de finales del siglo XIX.

En los años siguientes se inaugura el British Yorkshire Terrier Clubinstitución que oficializa la norma de la raza que debe tener un perro de esta estirpe, incluye definiciones de color, pelaje, tamaño y peso así como prohibiciones de perros con otras características distintas a estas. Norma que rigió hasta 1950.

historia del yorkshire terrier en españa

La llegada a España del Yorkshire terrier

Desde el año 1877, el Yorkshire Terrier ha sido recibido con éxito en distintos países. Su tamaño y su buena conducta le han otorgado el premio de perro amigable, inteligente y juguetón, con habilidades muy valoradas en hogares de todos los continentes.

El origen del Yorkshire terrier en nuestro país, comienza cuando llega oficialmente a España en 1902 de la mano de una Marquesa que asistió a una exhibición canina en los jardines del parque El Retiro en Madrid. Esta Marquesa introdujo dos Yorkshire Terrier, importados de Inglaterra. Ambos gozaban de un estupendo semblante que les valió el galardón de oro y diplomas de honor en ese certamen. 

De ahí en adelante, fue una raza que se volvió popular puesto que los españoles la desconocían.

Existen fechas posteriores que registran las participaciones de esta raza en competiciones con altos estándares de exigencia en el país. De esta manera, quedó certificada en los registros de la Real Sociedad Central de Fomento de las Razas Caninas en España en 1910 y 1918 respectivamente.

Finalmente, el Yorkshire Terrier es una raza de perro creado en función de las necesidades del hombre, orientados a una raza de lujo. Las cualidades en este perro han sido posibles gracias trabajo de crianza y mejora genética y una definición total que se aprecia en la actualidad.

Este cánido de tamaño pequeño, pelaje liso y llamativo es un resultado excelso por parte de criadores de razas exclusivas e instituciones. Su cría totalmente selectiva dio aportes de calidad esperados con los años. El mayor logro del yorkshire Terrier se puede comprobar con tan solo observar las cifras relacionadas con la demanda de esta raza en el mundo.

Si quieres conocer mas curiosidades de los yorkies continua navegando por nuestra web para amantes de esta gran raza de perros.

Club del Yorkshire terrier en España

Creado el día 8 de junio de 1983, el Club Español del Yorkshire Terrier o también conocido como C.E.Y.T es uno de los grandes impulsores de esta raza en España.

Formada como asociación española de criadores y aficionados a esta raza, no fue creada con fines lucrativos si no como un club para la protección y divulgación de la raza Yorkshire Terrier. Este club esta reconocido por la FCI y la RSCE cuyos reglamentos y estatutos acatan.

El CEYT tiene como misión la selección, mejora y difusión de la raza Yorkshire Terrier y su estándar.