Saltar al contenido

¿Los Perros sueñan?

los perros sueñan cuando duermen

Uno de las grandes preguntas que nos hacemos las personas es, si los perros sueñan. Cuando duermen ¿tendrán sueños? y ¿Lo que sueñan? Para muchos de nosotros es una gran incógnita. En este artículo intentaremos responder a todas las cuestiones relacionadas con los sueños de los perros.

Como los seres humanos, ellos también tienen sus sueños. Aunque parezca increíble, estudios científicos han demostrado que, indistintamente sean cachorros o adultos, registran imágenes al cerrar sus ojos, hecho al cual hay que prestarle atención. Por esta razón, necesitan tener el descanso adecuado y placentero para reponer sus energías.

¿Qué sueñan los perros?

Es habitual que ellos rememoren las actividades cumplidas durante su día a día y que se vean reflejadas en sus sueños. Lo más común es que sueñen con situaciones vividas durante la jornada o con una comida que les guste.

Estudios recientes indican que lo que ellos aprenden en el día lo refuerzan durante el sueño. Hay una fase profunda denominada Rapid Eye Movement, (REM, por sus siglas en inglés), que significa movimiento ocular rápido, que confirma la existencia del sueño canino, en momentos en que su cuerpo se ve completamente relajado.

La actividad cerebral elevada es característica del sueño canino, etapa en que sus neuronas están activas y trabajando. Esta premisa se pudo comprobar mediante un encefalograma producto del aumento de la emisión de ondas cerebrales en la fase de sueño REM.

Cuando los perros sueñan, lo más probable es que el principal protagonista de esas imágenes sea su amo, porque es su persona favorita y con quien comparte los momentos más importantes de su vida. De manera que soñará con sus mimos, juegos y con el olor de su dueño, algo que le resultará muy placentero.

¿Qué dicen los estudios sobre los sueños de los perros?

El análisis científico desarrollado por Stanley Coren, docente de Psicología en la Universidad de Columbia, Estados Unidos y que publicó el Daily Mail, apunta a que mientras ellos duermen, sus ojos registran alto movimiento bajo los párpados.

Al observarlos, el can puede llorar, mover la cola, gemir, gruñir, mover sus patas de repente al semejar como si estuviese corriendo. En realidad, lo que está haciendo es recordar todo lo que ha vivido durante el día.

Se estima que los cachorritos sueñan más que los perros adultos, aunque sea en cortos períodos debido a la cantidad de información que reciben.

Expertos coinciden en señalar que el funcionamiento del cerebro humano y el de los canes resulta muy parecido, pero el de los humanos es mucho más desarrollado. Por eso, lo que les sucede les impacta de manera tal que se refleja al soñar.

los perros sueñan

¿Cuando sueñan los perros tienen pesadillas?

Durante el proceso onírico y según las experiencias vividas en el día pueden tener pesadillas debido al recuerdo de una mala experiencia, hecho que se fija mientras duerme.

Si el perro atraviesa un momento frustrante o difícil en su día a día, eso se puede ver reflejado durante su sueño. Sin embargo, es preciso observar, cuando los perros sueñan si esas pesadillas se reiteran a diario, cosa que puede ser un indicador de que su modo de vida, bien sea la rutina o el mismo ambiente que le rodea, le esté afectando y que eso redunde en su bienestar.

Es esencial observar cómo se mueve el animal mientras duerme, sobre todo constatar las posiciones que toma porque de tal manera se puede revelar su estado de ánimo frente al entorno.

Si en esa observación se infiere que está teniendo una pesadilla, lo más prudente es no despertarlo de repente, porque puede atacar como un mecanismo de defensa. Eso les puede provocar sobresaltos y mucho estrés, incluso la reacción de morder a quien se le acerque.

Lo bueno es que las pesadillas no suelen extenderse, pero si el perro sigue muy asustado, lo aconsejable es hablarle de modo suave y acariciarlo con cuidado para que se sienta seguro y acompañado. Para evitarlas, es imprescindible proporcionarles una rutina que sea positiva.

El sueño del perro y el del ser humano

Al establecer una comparativa entre el sueño del perro y el del ser humano se concluye lo siguiente:

  • Al igual que el ser humano, los perros cuando sueñan parecen tener reacciones de manera inconsciente a las imágenes que se les reflejan al quedarse dormidos.
  • Se inquietan como las personas cuando tienen pesadillas y al observarlos, se nota que tienen esas sensaciones que son similares durante el sueño.
  • También dan unos espasmos y hasta temblores de manera involuntaria.
  • A diferencia de los humanos, ladran cuando están dormidos. El hombre grita como una reacción a un sueño negativo.
  • Como el hombre, los perros necesitan dormir para recuperar las energías perdidas. Sin embargo, un cachorro duerme más que uno adulto, y lo hacen generalmente unas 13 horas diarias, que se reparten de 8 a 9 en las noches y siestas cortas en el día. Para el ser humano, 8 horas son suficientes.
los perros sueñan como los humanos

El perro se despierta mucho, como el lobo

Los estudiosos del comportamiento canino han determinado que pueden dormir muchas horas, con la característica que es por períodos cortos y lo hacen hasta en 20 minutos continuos y se desvelan al menos otros 5 minutos, un ciclo que por lo general, se repite.

Esto obedece al denominado estado de vigilia que no es producto de la casualidad, sino una herencia de su antecesor, el lobo. Los perros tienen un sentido auditivo y del olfato muy desarrollado, como sus ancestros.

Es por esta razón que suelen despertarse con facilidad y en cualquier momento, gracias a su instinto natural de vigilante, razón por la que no concilian el sueño con sencillez y siempre permanecen alertas ante cualquier ruido o situación extraña.

¿Cuánto duerme mi perro?

Un can sano debe dormir lo suficiente y las horas de sueño serán distintas de acuerdo a su edad. Cuando son cachorros lo que más hacen es comer y dormir, como un bebé.

Esto garantiza que gocen de muy buena salud y que a la vez tengan bienestar. Los cachorros son inquietos y se excitan con gran facilidad, por eso necesitan recargar bien las energías.

Pero cuando crecen todas sus necesidades cambian de manera radical, siempre de acuerdo a la actividad física que realicen, según la rutina diaria que lleven adelante, lo que les permite pasar más tiempo despiertos y ocupados.

Según la edad del perro

Se estima que un cachorro hasta las primeras 12 semanas puede pasar dormido entre 18 y 20 horas diarias, esa es su condición normal. Se despertarán pero en poco tiempo, ellos caerán rendidos porque en realidad necesitan descansar.

Los que tienen más de un año requieren un descanso aproximado de 13 horas con la finalidad de recuperar las energías perdidas en el día. Cuando el perro se convierte en adulto, duerme un poco menos, en torno a unas 10 horas diarias. Este ciclo no es continuo sino que se da por etapas que se distribuyen entre el día y la noche.

Se calcula que los peludos duermen entre 8 y 13 horas, 5 más durante el día pero en siestas, razón por la cual se aconseja mantenerlos ocupados para que gasten todas las energías que poseen. Los que son adultos, se agotan más rápido, toda vez que por su edad, su cuerpo se cansa más.

Vale resaltar que si se trata del caso de un perro anciano tal vez la situación sea diferente, por cuanto, si padece por ejemplo de artritis, el perro seguro se mantendrá tranquilo y descansando durante toda la noche.

Según la época del año

Los perros deben adaptar el sueño de acuerdo a las épocas del año como lo hacen los humanos. Por ejemplo, en invierno, ellos duermen más por el clima frío y porque hay menos luz y anochece más rápido.

Con la lluvia y el frío, prefieren el sitio que sea más cálido de la estancia para poder acurrucarse y tener un descanso placentero. Incluso, en esta época, les gusta permanecer en el hogar sin pasear porque la temperatura no es la que más les agrada. Prefieren dormir en un sitio cómodo, caliente y abrigados con una manta.

En el verano, la situación es distinta y la tendencia es aprovechar al máximo la luz solar. Ante el calor, en ocasiones se les dificulta conciliar el sueño y por esto, suelen despertar durante la noche para encontrar un lugar frío o beber agua.

Cuando hace calor, a ellos les encanta dormir en el suelo, alejados de las alfombras y de las mantas, incluso buscan dormir cerca de un aire acondicionado o frente a un ventilador para poder refrescarse ante el intenso clima.

Según la actividad física

En este aspecto, se comportan de manera parecida a los humanos. Se cansan más cuando tienen más actividad física y ejercicios, por lo que requieren dormir para reponer las energías y arrancar con vitalidad una nueva jornada.

Si tienen un día agitado con actividades diversas, ellos se cansarán y al llegar cansados a casa, necesitarán dormir más de lo normal. Si por el contrario ha sido un día aburrido, no tendrán ganas de acostarse.

Se dan casos en que ellos se encuentran muy nerviosos por alguna razón. Esto les generará un gasto mayor de energía por lo cual necesitarán un máximo descanso.

Es importante que cuando sean ancianos se mantengan con actividad suficiente, ya que una vida sedentaria puede provocar el deterioro de su salud como problemas relacionados con la circulación de la sangre y articulaciones.