Saltar al contenido
Yorkshire Terrier

Hipoglucemia en perros

hipoglucemia en perros

La hipoglucemia en perros nos es una enfermedad como tal, si no la consecuencia de un problema implícito. La hipoglucemia o bajada de azúcar, ocurre tanto en humanos como en perros. Sin duda, es una de las urgencias más peligrosas, ya que la glucosa es una fuente de energía esencial para el organismo y sin ella se compromete la función de muchos órganos, entre ellos el cerebro. ¿Sabes cómo reconocerla y como actuar? Aquí te damos algunos consejos necesarios para salvar a tu mascota.

Causas de la hipoglucemia en perros

Las diferentes causas de la hipoglucemia en perros, son hereditarias o genéticas o provocadas por las personas (propietarios del perro y veterinarios). Como dato a destacar, las razas de perros mas pequeñas son normalmente las que mas sufren la hipoglucemia.

La hipoglucemia juvenil transitoria, mas fácil de encontrar es razas de perros miniatura como nuestro querido Yorkshire terrier, caniches y chihuahuas. La mayoría de los casos los encontramos entre ejemplares de 5 y 15 semanas de vida y suele ser por una mala alimentación o ayuno prolongado. Para entrar en materia, la glucosa es almacenada en los músculos y por eso los ejemplares miniatura y cachorros de pocas semanas con poca masa muscular, son los que la sufren con mayor frecuencia. Esto no sucede siempre, pero dada su gravedad, debemos estar alerta y actuar con rapidez. Llevar comida encima y acudir de forma inmediata al veterinario podría salvarle la vida al cachorro. Cuidado con el exceso de ejercicio y controlar la alimentación será determinante para la salud de nuestro perro.

Otro tema son los perros tratados con insulina, son perros con alguna patología que después de haberles inyectado insulina de forma incorrecta (dosis mal calculada y en exceso) sufren una sobredosis.

Tipos y síntomas de la hipoglucemia en perros

Los tipos de hipoglucemia podemos clasificarlos según su gravedad en 3 niveles, el primero y mas leve puede subir al siguiente estado de gravedad si el perro no es atendido adecuadamente. Esto puede tener consecuencias fatales para el perro. Los tres niveles de hipoglucemia canina son los siguientes:

  • La hipoglucemia leve se puede identificar y clasificar en este nivel por tener una sintomatología mas leve, esta podemos describirla como debilidad o cansancio sin ningún motivo aparente, escalofríos y mucho apetito.
  • En la hipoglucemia moderada encontraremos claros síntomas de falta de coordinación. Si buscamos una similitud con las personas, nuestra mascota mostrara signos parecidos a la embriaguez. Desorientación, caminar en círculos y seguramente nuestro can tendrá problemas de visión.
  • La hipoglucemia grave un nivel peligroso para la vida de nuestra mascota, observaremos como el perro comienza con convulsiones, desmayos e incluso el coma. Probablemente los perros con hipoglucemia severa encontraran la muerte.
la bajada de glucosa en cachorros yorkshire

Bajada de Glucosa en un Cachorro

La bajada de glucosa en un Yorkshire es una disminución del azúcar en sangre que ocurre comúnmente en cachorros de razas pequeñas antes de los seis meses de edad.
De hecho, como es de tamaño pequeño, la joven mascota almacena menos energía que otros cachorros de razas más grandes.

Después de una hora de correr y jugar, los cachorros de razas pequeñas como el yorsay deben comer un poco, o se les debe ofrecer un poco de suplemento energético para evitar una caída excesiva de azúcar en su cuerpo.
Además, debes, como medida preventiva, ofrecérselo todas las mañanas, desde el destete hasta los seis u ocho meses.
En caso de crisis, dale de inmediato suplemento energético para mascotas. Puedes identificar si entró en crisis si tu cachorro está somnoliento, se balancea sobre sus patas o se cae al suelo.
Ten cuidado de que no se ahogue si está demasiado débil para tragar. Suele suceder que es tal la debilidad que incluso no pueden tragar.

Prevención de la Hipoglucemia en el Cachorro

Siempre será preferible la prevención. Como ya hemos dicho, este tipo de perros es muy pequeño para almacenar la energía suficiente. A esto súmale su carácter activo, y tenemos una combinación letal.
La mejor manera de prevenir un ataque de hipoglucemia es darle a tu perro, una dosis de suplemento energético por la mañana y otra temprano por la noche todos los días.


El suplemento energético para mascota, por lo general, viene en presentación de crema o gel. Para un cachorro la dosis sería la equivalente a lo que usas de pasta de diente al cepillarte.
Le puedes dar un poco más si consideras que haga falta. La dosis recomendada por el fabricante es de dos cucharadas por cada 5 Kg de peso en tu cachorro.
Y por supuesto, no debes olvidar su ración de comida normalmente. El gel vitamínico no sustituye las raciones de comida.

los signos de una hipoglucemia

Hipoglucemia en un perro joven

Los signos de una bajada de glucosa en un perrito son depresión, postración, debilidad, se ve «amorfo» y reacciona menos.
En casos más severos pueden aparecer signos neurológicos como convulsiones, temblores, hiper-salivación o incluso coma.


En estos casos, debes proporcionar inmediatamente una fuente de azúcar natural como miel o jarabe de arce. Dáselo con la punta del dedo sobre la lengua o las encías, varias veces.


En todos los casos, la hipoglucemia debe ser atendida con urgencia por su veterinario. Ya luego de ser tratado, y como medida preventiva, es importante que puedas comprobar que tu cachorro está comiendo lo suficiente cuando llegues a casa. Mide la cantidad absorbida. Para estimularlo puedes darle comida en tu mano jugando con él la primera semana.


También puedes humedecer su alimento seco con agua caliente para hacerlo más apetecible. Te aconsejamos las primeras semanas dar comida a su antojo, luego ir a 3 comidas al día hasta los 6 meses de edad aproximadamente.


Luego estabilizar las raciones a dos comidas diarias. Lo importante es evitar una recaída nuevamente antes de los seis meses de edad, puede ser fatal. Ya después de esta edad, aún existe el riesgo, pero es menor.


El tamaño a los seis meses lo ayuda a acumular la energía suficiente. Solo en caso de cachorros hiper-activos se debe mantener el seguimiento hasta la edad adulta.

Recordar que la hipoglucemia en los Yorkshire terrier es una de las típicas dolencias de esta raza y no debemos subestimarla en absoluto. Ante cualquier duda consultar con vuestro veterinario de confianza.