Saltar al contenido

Etapas de un cachorro Yorkshire terrier recien nacido

etapas de un cachorro Yorkshire

De gran popularidad por su adorable aparienciadiminuto tamaño y su hermoso pelaje. Sus características lo hacen un perro ideal para lugares pequeños. Al ser cachorros tan pequeños, siempre existen dudas sobre sus cuidados y necesidades en sus primeros días de existencia. Por eso, a continuación, describiremos en detalle las etapas de un cachorro Yorkshire.

Periodo neonatal

Se denomina periodo neonatal al tiempo desde su nacimiento hasta el cumplimiento de las 2 primeras semanas en la vida del cachorro. Un Yorkshire recién nacido puede llegar a ser realmente pequeño, al punto que algunos suelen pesar tan solo 200 gramos.

El Yorkshire bebe nace con los ojos cerrados y su audición no funciona, debido a que sus oídos aún se encuentran sellados y sus orejas se encuentran caídas. No posee dientes, ni cuenta aún con la capacidad de regular su temperatura corporal. Suelen dormir el 90% del tiempo y para mantenerse calientes tienden a dormir amontonados.

Algo que si poseen estos pequeños Yorkshire es la capacidad de oler, lo cual es muy favorable para poder encontrar los pezones de su madre cuando sienten hambre. Estos pequeños dependen totalmente de su madre, por lo cual en este tiempo disfrutarán de un vínculo especial con ella.

etapas de un cachorro Yorkshire

Periodo de transición

Se llama periodo de transición al tiempo que transcurre entre la tercera semana y hasta que el cachorro cumple su primer mes. Es este tiempo, sus oídos y sus parpados comenzarán a abrirse, lo cual le permitirá conocer el aspecto de su madre y de sus hermanos de camada.

Estos eventos le proporcionarán al bebe Yorkshire la posibilidad de conocer el mundo exterior, lo que le incentivará a interactuar un poco más con su entorno, aunque no demasiado aún. Sus pequeños quejidos de cachorro se empiezan a convertir en ladridos leves. Para la tercera semana, ya se empiezan a mantener de pie e intentarán dar sus primeros pasos mostrando gran inestabilidad.

En estas dos semanas, el cachorro de Yorkshire terrier comienza a experimentar un rápido crecimiento. Podrá duplicar su tamaño en solo unos días y alcanzar un peso de entre 360 y 600 gramos. A medida que pasan los días se mostrará un poco más activo, sin alejarse mucho de su madre todavía, pero ya deseando un poco más de independencia.

Es una de las etapas de un cachorro Yorkshire mas recomendable para acudir al veterinario para su primera verificación y para obtener la asesoría sobre las vacunas que necesitará.

evolución y crecimiento de un cachorro Yorkshire terrier

Yorkshire de 1 Mes

El Yorkshire bebe ha cumplido su primer mes de vida y comienza la fase del despertar. Es una de las etapas de un cachorro Yorkshire mas emocionante. Su audición y su vista ya funcionan mucho mejor y los juegos entre los hermanos se hacen más habituales. 

Los cachorros comienzan a descubrir el mundo que los rodea, ya pueden caminar y ladrar con total facilidad, habilidades muy importantes para su socialización y tiempo de juego.

En cuanto a su alimentación, lo recomendable es que todavía mamen de su madre en esta etapa. Si por alguna razón esto no es posible, se debe adquirir leche especial para cachorros de un mes en una clínica veterinaria. No se le debe suministrar leche común, ya que contiene lactosa la cual es perjudicial para un bebe Yorkshire.

A partir de los 45 días de vida, muchos criadores dan los primeros pasos para destetarlos y separarlos de la madre. No hay una fecha específica para el destete del cachorro, algunos veterinarios recomiendan retrasar el momento lo máximo posible.

Si a la madre se le acaba la leche y los cachorros insisten en mamar, su comportamiento se vuelve un tanto intolerante hacia sus pequeños. En ese caso, es recomendable separar a la madre durante el día y solo reunirlos durante la noche por algunos días.

Yorkshire de 2 Meses

En esta etapa, ya es necesario iniciar el proceso de destete si es que aún no ha sucedido. El cachorro necesita aumentar la cantidad de comida ingerida, y a medida que crece, la leche de su madre se hace insuficiente. Esta transición es un proceso progresivo que permitirá al bebe Yorkshire pasar lentamente del régimen lácteo a uno de alimentos sólidos.

A partir de las 8 semanas, el cachorro de Yorkshire terrier muestra mayores síntomas de independencia, por lo que puede ser separado de la madre y sus hermanos. Sin embargo, aun el cachorro puede llegar a ser abrumado por un entorno intenso o ruidoso y en ocasiones puede mostrarse con una actitud de miedo permanente.

Con la ayuda de su cuidador, el pequeño Yorkshire ganará confianza y aprenderá a relacionarse con su entorno. La socialización y la formación son cruciales en estas semanas.

Yorkshire terrier 2 meses
divertido perrito

Yorkshire de 3 Meses

Ya han pasado 12 semanas y el cachorro pesa entre 950 g y 1,4 kg. Se encuentra lleno de energía, a veces más de la que su cuidador puede desear. Además es muy curioso y empieza a formar sus hábitos. Para este tiempo se recomienda introducir un adiestramiento positivo, recurriendo a la recompensa, sobre todo afectiva, después de un buen comportamiento.

Esta es una de las etapas de un cachorro Yorkshire, donde debe tener todas sus vacunas. Por lo tanto, es recomendable sacarlo de paseo y reforzar sus hábitos y rutinas. De esta forma, aprenderá a hacer sus necesidades fuera de casa.

Para este tiempo, el cachorro de Yorkshire terrier debería tener sus orejas levantadas en forma de “V”. Si esto aún no sucede, es posible que exista un exceso de pelo por dentro de sus orejas o sobre las mismas. Es recomendable llevarlo a una peluquería para eliminar ese exceso, y si sus orejas continúan sin levantarse, será necesario consultar al veterinario.

Yorkshire de 4 Meses

Para este momento, el cachorro Yorkshire terrier pesará entre 1,3 y 1,6 kg. Sus hábitos y formación seguirán reforzándose. Ya el cachorro será capaz de seguir órdenes sencillas como sentarse, estarse quieto o tumbarse. Es necesario que su cuidador le enseñe disciplina, pues dada su personalidad juguetona pueden volverse realmente desordenados.

Su cuidador debe protegerlos del mal tiempo, ya que a partir de esta edad aumenta su sensibilidad al frío y tienden a resfriarse. Asimismo, es recomendable iniciar una rutina de limpieza dental de 1 o 2 veces por semana, evitando de esta forma la acumulación de sarro en sus dientes caninos, molares y premolares.

Definitivamente, un Yorkshire bebe puede hacer feliz a cualquier familia, gracias a su alegría, su personalidad cariñosa y su fácil cuidado. También es ideal para personas mayores y personas solteras porque es un excelente perro de compañía. Un Yorkshire puede cambiar tu vida.