Saltar al contenido

Colapso traqueal en los Yorkshire

colapso traqueal en perros

Los perros de razas como el Yorkshire terrier, se caracterizan por una constitución física frágil, lo que puede ocasionar enfermedades óseas y otros problemas como por ejemplo el colapso traqueal en los yorkshire que, normalmente, afecta a perros con debilidad de su cartílago traqueal.

Si eres propietario de un yorkie y quieres aprender cómo actuar en caso de que tu mascota sufra un colapso, continúa leyendo nuestro artículo.

¿Qué es el colapso traqueal?

El colapso traqueal en los Yorkshire es una patología crónica y de origen hereditario, la causa principal de esta enfermedad es el debilitamiento de los cartílagos traqueales. Cuando un yorkshire padece esta enfermedad, sufre un estrechamiento de la tráquea, disminuyendo su espacio e impidiendo el tránsito normal del aire a los pulmones. Se presenta normalmente en perros de raza pequeña, especialmente en el Yorkshire Terrier o perros miniatura.

¿Cuando aparece el colapso traqueal en un Yorkshire?

Es un tipo de enfermedad progresiva y degenerativa. Además, los tratamientos que existen hoy en día, aunque pueden mejorar la patología, nunca podrán curarla. Las estadísticas apuntan que los diagnósticos más frecuentes de colapso traqueal suelen darse en perros de entre los 6 y los 7 años.

Las situaciones que pueden provocar la tos que caracteriza esta enfermedad son: momentos de excitación, cuando el yorkshire tira de la correa, ansiedad y cuando el animal está comiendo o bebiendo.

colapso traqueal en perros pequeños

Causas del colapso traqueal en los Yorkshire

Sobre esta enfermedad, los especialistas señalan que se desconoce la causa, ya que se trata de una patología multifactorial y por lo tanto, con diferentes factores que la pueden originar.

Probablemente,  algunos estudios no concluyentes, hablan sobre una relación con la obesidad canina, alta exposición a alérgenos y sustancias irritantes. Por otro lado, estudios relacionados con factores genéticos, señalan como posible causa la mala formación y desarrollo de los anillos cartilaginosos.

¿Cómo evitar el colapso traqueal en un Yorkshire?

Los consejos básicos para evitar los primeros síntomas del colapso traqueal son: controlar el peso del animal, y reducir la cantidad de sustancias irritantes que afectan a los yorkshire con esta enfermedad. Finalmente, sustituir el uso de collares por arneses de cuerpo será fundamental para su salud.

colapso traqueal en los yorkshire terrier

Síntomas

El cuadro clínico de un perro tipo yorkshire con un colapso traqueal a su llegada a la clínica veterinaria, con ataques de tos, sobre todo cuando realiza actividad física o sufre episodios de estrés es:

  1. Cianosis
  2. Mayor sensibilidad traqueal
  3. Hepatomegalia
  4. Síncope
  5. Intolerancia al ejercicio
  6. Arcadas no productivas o vómito
  7. Tos seca
  8. Disnea

Existen factores que pueden provocar un empeoramiento de esta enfermedad, algunos de estos son: Sobrepeso, patologías respiratorias, obesidad, cardiomegalia o edema pulmonar. Los perros con esta colapso traqueal tienen dificultad respiratoria incluso estando en reposo, empeorando después de realizar ejercicio o en situaciones de estrés.

Diagnóstico y exploración

El veterinario antes de darnos un diagnóstico, realizará una exploración física de nuestra mascota. Posteriormente, para completar la revisión será necesario la realización de unas radiografías de cuello y tórax para medir el diámetro de la tráquea.

Existen diferentes grados de colapso traqueal, pero para poder clasificarlo es necesario anestesiar al yorkshire y realizar una endoscopia. Con esta prueba el veterinario el veterinario puede comprobar la funcionalidad de los cartílagos y de la membrana traqueal. Así podrá establecer el grado y gravedad del colapso traqueal en el yorkshire.

Tratamiento contra el colapso traqueal

Los profesionales al cuidado de los perros, comienzan con un tratamiento conservador o sintomático que posteriormente puede derivar en un tratamiento quirúrgico.

Normalmente, para esta patología con grados I, II y III, no muy graves, el tratamiento veterinario que se realiza es paliativo y simplemente busca aliviar los síntomas de la enfermedad.

Finalmente, cuando se recurre a la cirugía, el yorkshire se encuentra con un cuadro clínico grave, de grado IV y con problemas respiratorios importantes. Con la operación, se busca reconstruir la forma de la tráquea, pudiendo recurrir a la colocación de prótesis o implantes para recuperar la función respiratoria.

Esta web es informacional y siempre se recomienda que acudan a un profesional veterinario para garantizar la salud de su mascota.