Saltar al contenido
Yorkshire Terrier

Chorkie, mezcla de Chihuahua con Yorkshire

chorkie mezcla de chihuahua con yorkie

Son bien conocidos los múltiples beneficios que significa tener un perro como mascota a cualquier edad. Aparte de ser terapéutico, es bueno para los niños y da una cuota de calidez al hogar. El Chorkie cumple con esos 3 atributos e incluso hay otros que se suman para reforzar lo especial de tener uno de estos pequeños perros como compañero.

Mascota independiente y juguetona, el Chorkie es una raza híbrida muy demandada, producto del cruce de razas puras de Chihuahua con Yorkshire terrier. Una raza mestiza reconocida por el American Hybrid Canine Club.  

Origen del Chorkie 

Aunque su origen es incierto, se ha determinado que esta raza híbrida existe desde mediados de los años 90. La búsqueda de un cruce de la raza Chihuahua y Yorkshire comenzó en Europa, con la intención de crear un perro que tuviese las características adorables de ambas razas, pero más saludable.

La raza Yorkshire es originaria de Inglaterra, de la época victoriana. A partir del cruce del terrier escoces e inglés, que se promovió con el fenómeno migratorio durante la revolución industrial. Por otro lado, el Chihuahua, la raza más pequeña del mundo, se descubrió y domesticó en México en el estado que lleva su nombre.

El Chihuahua y el Yorkshire son razas muy populares que se han ganado una notable aceptación en los hogares de muchos. Además de su práctico tamaño, son perros con mucha energía y adaptabilidad. 

El Chihuahua carece de pelaje, mientras que el Yorkshire terrier tiene en abundancia, este cruce procede de dos grandes razas antiguas de las que se desconoce con exactitud sus orígenes.

Según registros históricos de la raza Yorkshire, apuntan a que esta raza fue entrenada para cazar, atrapar y matar animales pequeños como roedores en ambientes peligrosos. Por lo que no debe ser sorpresa que el Chorkie tenga muy buena agilidad y destreza.

chorkie mezcla de yorkie con chihuahua

Características físicas 

El chorkie es un perro con características que inspiran ternura, mantiene una estructura corpórea rectangular, con pelaje abundante alrededor de la cara y orejas largas y triangulares sobre una cabeza redonda.

La mezcla de chihuahua y yorkshire tiende a parecerse más al Yorkshire terrier, pero esto dependerá al final de la carga genética que cada camada de cachorros presente. Por lo general, su pelaje es de textura suave, de aspecto rizado o liso y se limita a 5 tonalidades base: beige, negro, dorado, marrón y gris.

Casi tan encantador como su tamaño, los chorkies tienen patas delgadas y cortas, ojos grandes que mantienen un color negro, al igual que su nariz. Tiene un peso que oscila entre los 3 o 4 kg y un tamaño de entre 15 y 23 centímetros de altura. Esta es la medida ideal para muchos, porque tener una raza pequeña trae ventajas incomparables a perros de mayor tamaño.

Esta raza, es conocida por ser muy enérgica y gustarle mucho los juegos, cuenta con una complexión corporal alargada que le favorece. En su etapa de cachorro, el Chorkie requiere de mayor atención por ser más frágil. No obstante, al crecer se fortalece y alcanza su personalidad autónoma y sociable.

Es un perro con una esperanza de vida de entre 10 y 15 años, siempre y cuando mantenga una alimentación correcta y equilibrada. En el caso de las hembras, dan camadas de 3 a 5 cachorros.

Carácter de Chorkie 

Destacan por tener un carácter y personalidad únicas. Son mascotas apacibles al recibir y dar muestras de cariño, aunque también muy exigentes. 

Los chorkie disfrutan mucho de los juegos con sus amos. Es uno de los elementos principales para que esta raza disfrute de una buena salud, dado que pueden sufrir de ansiedad y estrés sino se les atiende como es debido.

Es una raza que de mayor se convierte en una mascota increíble y obediente, siempre que se les eduque y establezcan límites de conducta. El aspecto de la socialización es fundamental para que este tierno perrito no desemboque en conductas destructivas en el hogar. Un plan de disciplina es un buen complemento para que el carácter juguetón no se vuelva en neurótico.

Como cualquier mascota, el chorkie necesita vínculos con otras personas y perros para fomentar una conducta sociable y estable. Son perros con inclinación protectora, con perfil de perro guardián. Un dato importante que como dueño no debes obviar es no cometer el error de sobreprotegerlo.

Educación del Chorkie 

Esta raza disfruta de la interacción de los juegos y son propensos a un aprendizaje rápido si se desarrolla un correcto entrenamiento y con un estímulo orientado a la obediencia. Sobre todo, porque es un perro con tendencia a ladrar mucho.

Son parte de la clasificación de perros vocales, que responden a los estímulos externos mediante ladridos.

Por ser un perro tierno y pequeño, se adapta muy bien en cualquier hogar, siempre que exista la responsabilidad de cuidarlo y darle amor. No es recomendable cuando en el hogar hay niños pequeños, a menos que se tenga planeado entrenarlo de cachorro. 

Como todo proceso de enseñanza, entrenar al chorkie lleva tiempo. La paciencia, la repetición y la constancia juegan un papel fundamental en la estrategia básica para el entrenamiento de esta pequeña raza.

  • Enseñar órdenes básicas: se recomienda iniciar por sesiones de entrenamientos cortos y con acciones concretas.
  • No castigar comportamientos inadecuados: es un error tratar de castigar al perro, básicamente porque relacionará la atención a la acción cometida como un reforzamiento positivo.
  • Mostrarle los lugares definidos: ser constante en el entrenamiento le mostrará al perro dónde debe colocarse en cada situación, ya sea ir al baño o alimentarse.
  • Emplear indicadores para conductas negativas: cuando el animal realice una acción contraria al entrenamiento, se debe utilizar una palabra para indicarle que no debe volver a hacerlo.
  • Reforzamiento positivo: el perro debe ser premiado cada vez que realiza de forma satisfactoria una acción indicada por el dueño. Esto contribuye a reforzar el vínculo y relación amo–mascota.
mezcla de chihuahua con yorkshire

Cuidados de esta raza 

La mezcla de chihuahua y yorkshire, como cualquier mascota derivada de razas puras, requiere de muchos cuidados. Comenzando por las atenciones al perro en su etapa de cachorro, una alimentación adecuada y entrenamiento físico. 

Después, en su etapa adulta, se recomiendan varias cosas que van desde mantener un cepillado de pelaje diario de 10 a 15 minutos que relaja al perro y lo mantiene libre de nudos.

En cuanto a la frecuencia del baño, se recomienda establecer una rutina higiénica planificada de 7 a 10 días que incluya corte de uñas, desparasitante y limpieza de oídos si es necesario. Esta raza híbrida es propensa a infecciones en los oídos por el largo pelaje que presentan algunos cruces.

Los ejercicios son de suma importancia para que la vida del animal sea plena y llena de salud. Se recomienda no menos de 30 minutos de ejercicios por día entre juegos o paseos. Garantizar que el chorkie se mantenga en equilibrio y sin episodios neuróticos es significativo para que la convivencia en el hogar sea agradable.

Son especialmente delicados en climas mediterráneos, donde la temperatura tiende a bajar marcadamente hacia finales del otoño. En estos casos, el baño debe realizarse rápido con agua tibia y secar inmediatamente al perro para evitar que aparezcan hongos, resfriados u otras problemas de salud.

Enfermedades más frecuentes del Chorkie 

Los pequeños chorkies son mascotas con un promedio de vida extenso, pero su bienestar puede verse afectado si no se tienen en cuenta los aspectos de cuidado mencionados previamente. Contar con un médico veterinario que realice seguimiento de la salud, vacunas y tratamientos es una prioridad al tener este tipo de perro.

Tanto los chihuahua como los yorkshire terrier padecen de enfermedades propias de sus razas. Al cruzarlas disminuyen, lo que da como resultado que el chorkie sea un perro saludable. Sin embargo, existen algunas enfermedades importantes que pueden afectar a uno de los perros más adorables y populares del mundo.

  • La luxación rotuliana. Consiste en el desplazamiento del hueso interior de la rótula, lo que le dificulta la movilidad y causa dolor al animal. Es más común en las hembras y se manifiesta en los cachorros a partir de los 4 meses de edad. Aunque es una condición genética, su atención temprana ayuda a aplicar el tratamiento correcto y sanar esta condición.
  • La hipoglucemia. Es un problema que presentan los chorkie cuando son cachorros. El principal síntoma es la pérdida de energía, letargo y rechazo a la comida. Deben atenderse apenas se detecten los síntomas. De lo contrario, el perro podría sufrir un coma con probabilidad de muerte.
  • Son perros con piel sensible que desarrollan muy fácil las afecciones cutáneas, como capas o costras que derivan en daño permanente en la epidermis. Se recomienda estar atento si se evidencia que el perro se rasca o lame con mucha frecuencia.
  • Infecciones. Es fundamental prestar atención a síntomas que se relacionen a enfermedades infecciosas. En el caso del Chorkie, las más frecuentes son el moquillo, la hepatitis, el parvovirus, la leptospirosis, la rabia y tos de las perreras. 

La principal forma de combatirlas y evitarlas es mantener un rígido control de las vacunas e inmunizaciones para que el perro se mantenga siempre saludable.

Libros sobre el Chorkie

Es una lástima no poder encontrar libros sobre esta clase de perros en el mercado. La única referencia y libro que hemos encontrado en internet es en ingles. Esta en versión kindle y en papel.

La traducción de este libro nos dice: El Chihuahua es un perro dulce y atrevido. El Yorkshire terrier tiene una naturaleza atrevida y juguetona. ¿Qué sucede cuando se crían juntos? ¡Presentamos a Chorkie, una bola de energía inteligente y leal que se lleva bien con otras mascotas!