Saltar al contenido
Yorkshire Terrier

Yorkshire Terrier: celo, apareamiento, embarazo, y parto

embarazo de una Yorkshire

El Yokshire Terrier es una raza de perros bastante pequeña, por lo que los embarazos son un tema delicado. Si tenemos una perra hembra y queremos utilizarla para la cría, es normal que surjan dudas sobre el tipo de embarazo de una yorkshire.

En el caso de que así seá, es importante garantizarles la mejor atención posible en procesos como el celo, apareamiento, embarazo y parto. En esta guía aprenderás más sobre cada uno de esos temas. ¡Continúa leyendo para obtener todos esos datos!

Celo de una Yorkshire Terrier

El primer celo en las Yorkshire Terrier suele aparecer cuando tiene entre 6 y 8 meses de edad y tiene una duración de 21 días. Existen casos en los que puede pasar desapercibido porque es silencioso, es decir, no lo notarán. Sin embargo, si la llevan al veterinario él sí lo sabrá por el tamaño de su vulva.

Cuando se habla de gestaciónel primer celo no es el más recomendable para obtener el embarazo de una yorkshire hembra porque durante esta época apenas se están apenas desarrollando sus órganos internamente.  Esto no quiere decir que no pueda ocurrir un embarazo, solo que en este caso, tanto la madre como los hijos correrán más peligro.

La fertilidad máxima no se alcanza hasta el segundo, tercero o incluso cuarto celo, que tiene lugar aproximadamente a los tres años de edad. Por ello, es recomendable que esperes al tercer celo para aparear a tu Yorkshire.

No es recomendable utilizar ejemplares de más de 8 años para la cría y tampoco demasiado jóvenes. Durante el primer celo, el embarazo de una yorkshire puede resultar peligroso para la hembra, ya que su canal reproductivo aún no se ha desarrollado del todo. Las hembras de menos de 2 kg no deberían someterse a la cría, ya que corren mucho peligro durante el embarazo.

¿Quieres saber cómo identificar el primer celo de tu Yorkshire? Estos son 2 de los síntomas que debes tener en cuenta:

  • En primer lugar, notarás pérdidas de sangre, en pocas cantidades. Serán como gotitas o la sangre como de color rosado.
  • Por otro lado, comenzará a sentir más atracción por los machos.

Apareamiento de un Yorkshire Terrier

Las perritas de esta raza tienen mayor fertilidad para aparearse cuando tienen su segundo o tercer celo. Para evitar sustos innecesarios, lo ideal es respetar el ciclo de vida que tienen. En cuanto a los cuidados, tienen que prestar más atención en las Yorkshire Tiny o Toy porque los embarazos suelen ser de mayor riesgo.

Sobre el mejor momento para el apareamiento, hay que tener presente estos datos:

  • Primero, la perra empezará a expulsar sangre y la vulva se hinchará. Esta fase se conoce como Proestro, la cual tiene una duración de 9 días.
  • Durante esa fase, los machos se sentirán muy atraídos por las feromonas de la hembra. A pesar de ello, ella aún no lo aceptará.
  • Al terminar ese período comienza otro llamado Estro, que es cuando la hembra acepta al macho. La duración es entre 5 a 14 días.

¿Cómo saber si está embarazada?, ¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas de embarazo de una Yorkshire hembra son los siguientes:

  • Secreción o flujo un mes después del apareamiento.
  • Mamas con un color distinto y más grandes 30 días después del apareamiento.
  • Vómitos durante la primera fase de la gestación.
  • En los primeros 35 días, comenzará a ganar más peso. Aunque no es sino a partir del día 40 que se verá la barriga abultada.
  • Podría sentirse más apagada que de costumbre con pérdida del apetito.
  • Finalmente, en la segunda fase del embarazo, el apetito aumentará con la desaparición de los vómitos.

En caso de que notes uno o varios de estos síntomas, para salir de dudas debes asistir con la perrita al veterinario para que le realicen un test de embarazo canino.

Cuidados de una perra preñada

El embarazo de una yorkshire, al igual que en los seres humanos, no es algo limitante. Es decir, la perra no estará enferma y podrá realizar el tipo de actividades que desee según su estado de ánimo.

Sin embargo, para que la gestación ocurra sin ningún inconveniente se recomienda aplicar los siguientes consejos:

  • Como dueño, tienes que mantenerte bien informado, pedir ayuda al veterinario y realizar el respectivo seguimiento para recibir pronto a los nuevos miembros de la familia.
  • Cuidar que su alimentación sea equilibrada y nutritiva. Existen ciertos alimentos fáciles para digerir, así que puedes incluirlos dentro de su plato durante el embarazo.
  • Mantén un entorno tranquilo para que tu mascota se sienta cómoda y sin ningún tipo de estrés. Recuerda que cuando las perras están bajo una situación incómoda o se encuentran muy ansiosas, su cría puede verse muy afectada.
  • Comprueba con el veterinario si requiere algún tipo de desparasitación. Ten en mente que lo ideal es que el medicamento se lo den antes del cruce. En caso contrario, tendrás que dárselo bajo supervisión médica unas semanas después del parto.
  • Acompaña y muéstrale tu apoyo y cariño a tu perra durante todo el embarazo.
  • Por último, no olvides que debes llevarla constantemente a su control para que el veterinario monitoree su estado de salud y el de los cachorros en camino.

¿Cuánto dura el embarazo de una Yorkshire?

El embarazo de una yorkshire y otras perras tan pequeñas o con poco peso deben ser supervisados por el veterinario, especialmente porque suelen correr mucho peligro porque su cuerpo no está del todo preparado. 

En las Yorkshire, la gestación tiene una duración entre 58 a 63 días. Normalmente tienen entre 2 o 3 crías, aunque hay ciertos casos en los que pueden tener un total de 6.

Si estás pensando en sacarle una cría, lo mejor que puedes hacer es tener en cuenta la siguiente información:

  • No cruces a la perra con un perro con el que tenga algún vínculo de sangre o con quien comparta algún fenotipo, porque entonces pueden transmitir a su descendencia varias enfermedades presentes en sus genes.
  • En caso que tenga algún inconveniente de salud, intenta que no tenga descendencia.
  • Ten en cuenta que un parto en perras de esta raza puede tener complicaciones por su tamaño, así que es conveniente que realices un seguimiento con el veterinario en todo momento.
  • Si el peso es de 2 Kg o inferior, no la cruces porque podría tener ciertos problemas durante el embarazo.

El Parto

La llegada de los cachorros suele ser sin ninguna complicación, pero los dueños tienen que estar siempre cerca por si acaso la madre necesita ayuda en algún momento. Un parto normal casi siempre ocurre en 3 fases:

Primera fase

Es cuando el cuello uterino y útero se están preparando para el parto y la vulva de la perra estará un poco más hinchada. En esta etapa ocurren las contracciones, pero quizá en ese momento pasen desapercibidas. 

También hay que resaltar que cuando comienza el trabajo de parto suelen jadear, temblar y en rasgos generales se ponen muy inquietas.

Segunda fase

En la segunda fase ocurre el nacimiento de los cachorros, teniendo una duración entre 3 a 12 horas. Aunque hay casos que se extienden un poco más hasta llegar incluso a las 24 horas.

Cuando la madre esté lista para recibir a sus cachorros, su temperatura regresará a la normalidad. Las contracciones serán más fuertes y también se apreciará un flujo claro en su vulva, señal que un pequeño perro saldrá en los siguientes 20 o 30 minutos.

El descanso entre la llegada de un cachorro y otro suele ser de 2 horas, pero si ves que pasa más tiempo se tendrá que llamar a su veterinario por si acaso necesita más ayuda profesional. 

Finalmente, debes saber que la misma madre romperá las placentas y cordones umbilicales de sus hijos. Si notan que está mordiendo el cordón más cerca del perrito, debes detenerla.

Tercera fase

En esta etapa, debes saber que las placentas suelen salir después de cada cachorro y que la madre puede comérselas para obtener energía y vomitarlas al poco tiempo.

Por último, tienes que estar atento y llamar al veterinario ante cualquier eventualidad. Por ejemplo, si ha quedado alguna placenta dentro de la perra o si los vómitos no se detienen.

¿Cómo saber que nuestra perra está de parto?

En todo el mundo, el índice de abandonos de cachorros está tan alto que lo ideal es estar seguro en lo que se quiere antes de darle la bienvenida a otro perro. 

Si has decidido continuar con la idea y le buscas pareja a tu Yorkshire, debes estar alerta con las señales en el momento del parto para saber cómo actuar.

Sobre su comportamiento o conducta, es más fácil detectar que está comenzando el trabajo de parto cuando se está aproximando la fecha, porque en vez de estar corriendo o jugando se acuesta o busca un lugar tranquilo para descansar. Asimismo, al igual que los humanos, te puedes dar cuenta que ha empezado porque rompen aguas.

Al llegar la hora habrán dos opciones, un trabajo de parto en casa o llevarla al veterinario. Todo dependerá de cómo quieras que sea.

Preparación para el parto

Independientemente del lugar en el que vaya a realizarse el parto, debes tener en cuenta la siguiente información:

  • Alimentos para la perra después del parto. En algunos casos se muestran inapetentes, pero lo mejor es que tengas cerca la comida para cuando tenga hambre. La mejor comida para ellas es el pienso porque tiene todas las proteínas y calorías para que se recupere más rápido.
  • Escoger un lugar cómodo y tranquilo, pero no tan lejos de la familia. Una vez termine el parto, se puede movilizar a la perra con sus cachorros a un área sin tanto flujo de personas. Así podrá cuidar de sus pequeños sin tantos nervios. 

También tienes que tener en cuenta que no puede tener tantas visitas, y que estas hay que regularlas al principio mientras todos se adaptan a la nueva realidad.

  • Limpiar el área donde se ha realizado el parto varias veces al día. El lugar es un foco de infecciones, especialmente porque suelen quedar restos de placenta o sangre. En estos casos, realizar una limpieza diaria ayudará a prevenir infecciones. No uses lejía, amoniaco o cualquier otro producto tóxico para los animales.
  • Evitar que la perra tenga contacto con otros animales después del parto. Esta sugerencia es para evitar que tanto ella como los cachorros adquieran una infección, enfermedad o parásitos.
  • Las cesáreas son un tipo de intervención con las que se debe tener cuidado, especialmente en el proceso de recuperación post-operatorio y durante la cicatrización de la herida. Para realizar la limpieza se tiene que usar un desinfectante diluido con agua, mantener la herida seca y procurar que la perra no se lama o toque esa zona durante los primeros días.

El parto en casa

Una de las opciones con la que los dueños tendrán una experiencia única en la vida es si toman la decisión de que el parto sea en casa. Si es así, lo importante es mantener la calma y tener a mano todo lo que se puede necesitar (tijeras, varias sábanas…) entre otros implementos.

Aunque hayas tomado la decisión de que los pequeños nazcan en tu casa, a veces surgen complicaciones que escapan de nuestras manos. Por eso, debes estar atento y con el número telefónico del veterinario cerca para que puedas llamarlo si surge alguna complicación.

Si no ocurre ninguna eventualidad, no es tanto el trabajo que deberás realizar porque la perra se encargará incluso de abrir la bolsa en la que se encuentra cada cachorro o de cortar el cordón. Por esa razón, la única tarea que tendrás pendiente es apoyarla y ofrecerle todo el apoyo que pueda necesitar emocional o físicamente.

El parto en el veterinario

Cuando los partos son con el veterinario, los dueños no tienen por qué preocuparse por nada. Desde el momento en que reciben a la mascota le darán la mejor atención posible y harán todo el trabajo pesado, incluso si requiere una cesárea o si surge alguna complicación. Si el parto es natural, la recuperación es más rápida, pero con la cesárea deben aplicarse otros cuidados.

Una vez haya finalizado el parto, los profesionales indicarán toda la información sobre el estado de salud de la perra y sus cachorros, permitirán que puedas verlos y te darán todas las indicaciones y tratamiento a seguir dentro del hogar.

Cumple con todas las indicaciones, tratamiento y cuidado para que pronto tengas a todos tus cachorros jugando juntos.

¿Cuántos cachorros tienen los Yorkshire Terrier?

Los especialistas en el tema estiman queen el embarazo de una Yorkshire Terrier pueden nacer al menos 3 cachorros, aunque hay casos en los que pueden tener entre 5 u 8. No obstante, esto dependerá de la edad del perro o de los espermas que producen, porque casi siempre los adultos tienen mayor capacidad de fecundar los óvulos en comparación con los que son jóvenes.

Como todas las razas miniatura, una Yorkshire embarazada necesita muchos cuidados desde el primer momento. Consulta a tu veterinario para que pueda proporcionarte las instrucciones a seguir.

El embarazo de una Yorkshire dura unos 58-63 días y pueden tener hasta 6 crías, aunque lo habitual es que sean 2 ó 3.